5 Claves para minimizar el riesgo financiero

5 Claves para minimizar el riesgo financiero - Workcapital
5 Claves para minimizar el riesgo financiero

Minimizar el Riesgo Financiero

Una de las exigencias a las que se enfrentan permanentemente los directivos y los empresarios es la convivencia con el riesgo financiero.

Se trata de un concepto inherente a cualquier inversión, y de su conocimiento, depende gestionar adecuadamente las finanzas de una empresa.

¿Te gustaría aprender a minimizar este factor tan determinante?

¿Qué es el riesgo financiero?


Podemos definir el riesgo financiero como la probabilidad de que ocurra un hecho negativo que genere pérdidas económicas en una inversión.

Antes de llevar a cabo una inversión, debes analizarla con la mayor precisión posible, pues cualquier error de cálculo puede afectar negativamente a tu negocio y comprometer tu viabilidad como empresa en funcionamiento.

Con el objetivo de controlarlo, debemos conocer los factores que influyen en él.

Los más importantes son:

Riesgo de mercado.

Es la parte del riesgo asociada a los movimientos de los mercados (variaciones en los tipos de cambio, en los tipos de interés, etc).

Riesgo de liquidez.

Éste se produce cuando una de las partes no dispone de liquidez suficiente para atender sus obligaciones de pago.

Riesgo crédito.

Es la posibilidad de sufrir u ocasionar un impago.


Intentar minimizar el riesgo financiero siempre genera incertidumbre, pues no es posible anticipar con precisión qué ocurrirá en el futuro.

Por tanto, pese a nuestras planificaciones, siempre existe la posibilidad de que los acontecimientos futuros nos sorprendan.

Sin embargo, la falta de planificación y previsión multiplica esta posibilidad.

Por ello, en las decisiones de financiación de las empresas siempre debemos analizar y categorizar el riesgo que conllevan y evaluar nuestra adversidad al riesgo.

En buena lógica, este factor está relacionado con la rentabilidad, existiendo un binomio entre ambas, pues cuánto más arriesgada sea la inversión, mayor rentabilidad exigirás.

Los perfiles personales o empresariales también condicionan cuánto estamos dispuestos a arriesgar.

En todo caso, si estás gestionando el patrimonio y los recursos de una empresa, el sentido común, la sensatez y la prudencia deben acompañarte.

De lo contrario, puedes sufrir graves consecuencias económicas como la falta de liquidez, una reducción de tus ingresos e, incluso, pérdidas y bancarrota.

Por lo tanto, tienes que aprender a minimizar los riesgos financieros en cada una de tus decisiones.

¿Quieres saber cómo?

5 Claves para minimizar el riesgo financiero - Workcapital - Esquema

Pautas para reducir el riesgo financiero


Dado que debes convivir con este riesgo a la hora de invertir, necesitas reducirlo todo lo posible antes de tomar tus decisiones.

La clave es aplicar una estrategia.

Asumir un rol analista y no precipitarte es, siempre, el camino más seguro. De este modo, evitarás que las prisas te lleven a cometer errores involuntarios que puedan arrastrar a tu negocio a la quiebra.

Te enumeramos cinco métodos que te ayudarán a evitar riesgos.

Diversificar las inversiones y las fuentes de financiación

Crear una cartera de inversiones diversificada, amplia y con distintos niveles de riesgo, nos permite generar sinergias, pues si alguna inversión falla, el resto podrán compensar las consecuencias.

Por eso, te recomendamos repartir tus recursos.

Disminuir los gastos

¿Te has parado a pensar que cada coste empresarial que reduces es un ingreso directo en tu rentabilidad?

Muchas empresas en crisis se ven abocadas a esta situación por un erróneo control de costes, llegando incluso a vender sus productos o prestar sus servicios a precios inferiores que los costes asumidos.

Para incrementar la rentabilidad de tu negocio, es primordial un exhaustivo control de los gastos, buscando reducir o erradicar todos aquellos pagos innecesarios e improductivos que no aporten valor añadido en tu proceso de producción.

También es fundamental, fijar un límite mínimo de ahorro, que nos sirva de colchón frente adversidad inesperada o problema financiero.

Sopesar muy bien cuándo contraer deudas

La financiación para una empresa es necesaria en todo negocio, pues te permite incrementar tu competitividad, pero debemos seleccionar muy bien cuándo es óptimo incurrir en ese apalancamiento.

Endeudarse supone un coste adicional, en términos de intereses y comisiones.

Por tanto, en la medida de lo posible, la pauta aplicable sería reducir toda deuda cuyo rendimiento no compense ese coste financiero adicional.

Cubrir las inversiones

¿Has decidido arriesgar?

Si lo has pensado bien, adelante.

No obstante, compensa ese riesgo con otras inversiones más seguras y fiables.

De esta manera, tu cartera de inversiones estará más atomizada.

Rodéate de expertos cualificados

Dada la complejidad de este riesgo.

Puedes ser un gran gestor, un sobresaliente emprendedor o un técnico maravilloso, pero es normal dudar con la financiación.

Por ello, y dada la complejidad del riesgo financiero, te recomendamos que acudas a un asesor especializado que te ayude a planificar correctamente cada acción, así como a llevar un correcto control.

De esta manera, disminuirás la incertidumbre.

 

WorkCapital, cuenta con una dilatada y prestigiosa trayectoria en este campo, por lo que te ayudaremos a disminuir tus riesgos financieros.

Como ves, está en tu mano reducir el riesgo financiero.

Además, aplicar estas pautas no supone desaprovechar las oportunidades. Al contrario, es sinónimo de aumentar tus posibilidades de éxito.

5 Claves para minimizar el riesgo financiero - Workcapital - Cierre

¡ Llámanos y te informamos sin compromiso !


Comparte en tu Red Favorita

Explora Noticias Recientes

¿Necesitas un Impulso Financiero para tu Negocio?

Consulta Nuestros Servicios Financieros

workcapital equipo