8 consejos para evitar impagados

8 consejos para evitar impagados - Workcapital
Evitar impagados es fundamental para tu empresa

1. ¿Sabes cómo evitar impagados?

Normalmente, las empresas ansían obtener elevados volúmenes de facturación, pero lo realmente imprescindible es cobrar los trabajos/servicios realizados en tiempo y forma.

Por tanto, evitar impagados se convierte, así, en una cuestión primordial para la supervivencia del proyecto.

Muchas organizaciones se han visto abocadas a la bancarrota por culpa de los impagos.

Por ello, os informamos sobre las devastadoras consecuencias que provoca la morosidad y os aconsejamos cómo prevenirla.

2. Los impagos pueden destruir tu empresa


 

¿Sabes que alrededor del 30 % de las empresas españolas están amenazadas por los impagados?

Prevenir la morosidad y evitar impagados son cuestiones prioritarias en el día a día de toda empresa pues un desfase en determinados pagos puede comprometer tu tesorería.

Ten en cuenta que la mayoría de las obligaciones económicas de tu organización no pueden posponerse si los ingresos fallan.

Por tanto, estos retrasos ajenos repercuten directamente sobre tu negocio.

Sobre todo, cuando se atraviesan coyunturas económicas como la actual.


Entre las consecuencias más comunes, destacamos las siguientes:

Problemas de liquidez, retrasos en el pago de nóminas, inestabilidad y mayor necesidad de financiación.

Cuando esto se prolonga, los efectos pueden ser irremediables.

¡Más de una empresa se ha visto obligada a cerrar por los impagados!

¿Te gustaría saber cómo impedir que te suceda?

3. Cómo evitar impagados


Aunque es una cuestión que en última instancia es ajena a tu empresa, existen algunas prácticas recomendadas para prevenir la morosidad que te sugerimos empieces a aplicar cuanto antes:

 

10 consejos para evitar impagados - Workcapital - Esquema

3.1 Sé positivo al afrontarla


Tu actitud es clave para prevenir la morosidad.

Plantéate que no es algo inabordable, ante lo que solo puedes cruzar los dedos.

Está en tu mano evitar impagados, así que actúa con enfoque positivo.

3.2 Actúa con prudencia al cerrar las ventas


Lo hemos esbozado al principio:

Lo importante no es vender, sino cobrar las facturas.

Muchas veces, vender bajo presión genera impagos.

En todo caso, no analizar la solvencia de los clientes antes de cerrar las ventas puede acarrear consecuencias muy negativas.

Por ello, te recomendamos que hagas una buena prospección, trabajada y sustentada en datos, antes de cerrar transacciones de gran volumen, relevantes para tu negocio.

3.3 Concreta unas condiciones generales de venta


Refuerza la comunicación y la transparencia para prevenir la morosidad.

Facilita a cada cliente toda la información necesaria para que conozca, exactamente, sus obligaciones.

Te sugerimos que todas estas condiciones estén establecidas antes del inicio de la relación comercial.

3.4 No te fíes de las apariencias


La mayoría de los clientes morosos hacen gala de una solvencia y unas garantías que difícilmente nos harían dudar de antemano.

No creas que, por ser grande, prestigiosa o cotizar en bolsa, una empresa no puede caer en la trampa de la morosidad.

Utiliza las herramientas tecnológicas adecuadas para estudiar y analizar a todos tus nuevos clientes.

En este caso, cierto grado de desconfianza es saludable.

3.5 Mantén un seguimiento periódico de tu cartera de clientes


La única constante es el cambio, también en las relaciones empresariales.

Que un cliente fuera inicialmente solvente no significa que continúe siéndolo siempre.

Así que vigila su evolución de forma periódica, sobre todo antes de repetir nuevos contratos importantes.

Sé aún más exhaustivo y riguroso con las empresas de nueva creación.

3.6 Cobra por adelantado todo lo posible


Si cobras por adelantado las facturas, el riesgo de impago desaparece.

Además, es una política de financiación impecable.

Sin embargo, pocos clientes están dispuestos a asumir estas condiciones, y no siempre son los más interesantes.

Sea como sea, incluye en tus condiciones de contratación pagos parciales anticipados.

Posiblemente, ofrecer incentivos y descuentos adicionales es un buen estímulo para conseguir este propósito.

3.7 Déjalo todo escrito


Refleja toda la operativa de venta por escrito y pide la aceptación expresa de las condiciones de pago y los plazos definidos.

3.8 Insiste hasta cobrar


Los impagos no se cobran solos: tienes que trabajar y no conformarte nunca ante un moroso.

Insiste y reclama el pago una y otra vez.

Contacta sin compromiso con WORKCAPITAL para informarte sobre fórmulas de financiación de empresas que te ayudarán a reducir el riesgo de morosidad.

Adaptaremos nuestras alternativas a tus necesidades y te acompañáramos en todo el proceso de financiación, resolviendo cualquier duda que te surja al respecto.

10 consejos para evitar impagados - Workcapital - Cierre

¡ Llámanos y te informamos sin compromiso !


Comparte en tu Red Favorita

Explora Noticias Recientes

¿Necesitas un Impulso Financiero para tu Negocio?

Consulta Nuestros Servicios Financieros

workcapital equipo