¿Qué es el concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial en el que puede verse envuelta cualquier empresa con problemas económicos.

Se trata, por tanto, de un proceso que trata de ayudar a las empresas en situación de insolvencia a articular un sistema que les permita hacer frente a sus deudas actuales.

En resumen, el deudor recurre a la justicia para poner orden en la situación y pagar las deudas.

¿Qué finalidad tiene el concurso?

Con el concurso de acreedores se busca alcanzar una solución global ante dicha situación de insolvencia.

Por un lado, protegiendo a los acreedores del deudor, y que estos puedan cobrar sus créditos, de la forma más ordenada y eficiente posible.

Para ello, los acreedores sólo podrán reclamar sus créditos a través del procedimiento concursal y cobrarán, en la medida que existan bienes para satisfacer los créditos.

Al mismo tiempo, pensando en la continuidad de aquellas empresas que tengan viabilidad.

Es decir, la Ley contempla mecanismos para que las mismas puedan reestructurarse y alcanzar acuerdos con los acreedores que le permitan mantener su actividad.

Cuando no resulte posible, la Ley prevé el cierre de la empresa y la liquidación ordenada de sus bienes para pagar las deudas (o la parte que se pueda).

 

Fases del procedimiento concursal

Fase común

Sección 1ª

  • Declaración de concurso mediante la presentación de la documentación necesaria.
  •  
  • Toma de medidas cautelares.
  •  
  • Resolución de la declaración y conclusión.

Sección 2ª

  • Nombramiento de los administradores concursales
  •  
  • Ejercicio del cargo de estos últimos.

Sección 3ª

  • Determinación de masa activa.

Sección 4ª

  • Determinación de la masa pasiva.
  •  
  • Clasificación de créditos (privilegio especial, privilegio general, ordinario y subordinado).

Fase de convenio

Sección 5ª

  • Establecimiento de la posible quita y espera, según convenio.
  •  
  • La quita nunca podrá ser superior al 50% de la deuda inicial y la espera nunca rebasará los 5 años desde la declaración de concurso.

Fase de liquidación

Sección 5ª

En caso de no poder llegar a suficientes acuerdos de quita y espera, se procede a la fase de liquidación.

La fase de liquidación puede abrirse en cualquier momento del concurso, a instancia del deudor, pero también, entre otros casos, si no se presentan propuestas de convenio o ninguna de ellas es aprobada.

Esta fase supone la venta de todos los bienes del deudor, para pagar el máximo de deuda posible (siguiendo el orden establecido legalmente).

Durante esta fase el deudor perderá sus facultades de administración, disposición y gestión, que pasarán al administrador concursal.

Calificación

Sección 6ª

  • Resolución del concurso.

Desde WORKCAPITAL solucionamos esta situación tan delicada, lo positivo es que existe la financiación alternativa para empresas en concurso de acreedores, tanto para las que ya están en él como para las que intentan evitarlo, para conseguir la liquidez necesaria que les permita solventar sus deudas, reforzar el flujo de caja y no ser registradas en CIRBE.

Nuestro servicio está especialmente diseñado para solventar de manera ágil y sencilla sus necesidades financieras, poniendo especial hincapié en la rapidez de respuesta a nuestros clientes, la sencillez de los procedimientos y la simplificación de los trámites de formalización de las operaciones.

Workcapital proporciona financiación alternativa para empresas en concurso

Nuestro servicio está especialmente diseñado para solventar de manera ágil y sencilla sus necesidades financieras, sin procedimientos ni trámites.

Estudiamos tu caso sin compromiso.

Directamente de persona a persona.

Comparte en tu red favorita